Bilbao, 16 de junio del 2016. Con motivo del Día Mundial de las personas Refugiadas que se conmemora el 20 de junio, CEAR-Euskadi ha ofrecido esta mañana una rueda de prensa para presentar el “Informe 2016: Las personas refugiadas en España y Europa” y los datos correspondientes a las solicitudes de protección internacional en la CAV durante los años 2015 y lo que llevamos de 2016.

En 2015, el Estado español atendió casi 15.000 solicitudes de protección internacional. A pesar de ser la cifra más alta que se ha registrado, apenas representa un 1% de las solicitudes realizadas en la Unión Europea. Alemania a la cabeza, ha tramitado la solicitud de 476.510 personas en 2015. Por lo tanto, la cifra de España es irrisoria comparándola con otros países de la UE (Suecia y Hungría superan las 150.000). Patricia Bárcena, directora de CEAR-Euskadi denuncia que “se recibe un porcentaje ínfimo de las personas que buscaron protección internacional en Europa, ya que hay capacidad y voluntad ciudadana para acoger muchas más personas, lo que no hay es voluntad política”.

 Rueda de prensa 20J

Reivindicaciones

Ante esta situación CEAR-Euskadi reivindica la capacidad de Euskadi para la llegada de más personas refugiadas. Por ello, insta a las instituciones vascas a:

–          Continuar presionando al Gobierno Español para que agilice de manera urgente los compromisos asumidos en Europa y facilite vías seguras de acceso a las fronteras.

–          Garantizar que todas las personas refugiadas que llegan a Euskadi puedan acceder a los servicios y recursos públicos con independencia de su origen y de la vía de entrada que hayan utilizado.

–          Promover la convivencia y fomentar una acogida integral favoreciendo verdaderas ciudades refugio.

–          Ofrecer a las personas refugiadas los derechos que la legislación internacional les otorga y que España y Euskadi les reconoce.

Datos de Euskadi:

El dossier, con datos referentes a las solicitudes de asilo 2015-2016 en Euskadi, concluye que en el último año y medio se han incrementado las solicitudes de asilo también en la CAV. Bárcena señala que “ante la falta de eficacia del programa de reubicación, las personas refugiadas están llegando por su cuenta”. De hecho, la organización recibe diariamente personas refugiadas de muchos países del mundo que llegan por sus propios medios, por lo que hace un llamamiento a las instituciones a “no generar personas refugiadas de primera y de segunda” y a “atender las peticiones de todas las personas que tengan necesidad de protección internacional, independientemente de su origen, sexo o religión”.

Durante 2015, fueron 163 las peticiones de asilo en Euskadi. La mayoría de las cuales se tramitaron en Bizkaia (132), seguido de Gipuzkoa (17) y Araba (14).

En cuanto a las nacionalidades, cabe destacar que la mayoría de las solicitudes fueron  de personas de nacionalidad ucraniana, en su mayoría hombres jóvenes y, en muchos casos, el motivo principal de su huida fue el reclutamiento forzado.

Es el caso de Vasyl Panchenko, que tuvo que huir de Ucrania porque la situación se tornó insostenible y peligrosa: “No quería participar en la guerra. No quiero dar mi vida ni matar a nadie por nada y menos por una cuestión política.” La pareja de Vasyl, Irina Nakonechna, y su hijo, llegaron a Euskadi unos meses antes, huyendo de la misma situación: Teníamos miedo y nos queríamos escapar de allí. Mi hermana, que vive en Euskadi, se ofreció en un primer momento a acogernos, estaba preocupada. Reunió el dinero para mí y para mi hijo. Vasyl tuvo que esperar, nos juntamos con él más tarde. Cuando por fin nos pudimos reunir, comenzamos a construir una nueva vida, pero sin castellano, sin trabajo y sin una casa, difícil.”

La tendencia permanece en 2016, ya que, a fecha 4 de mayo del presente año, se registraron en Euskadi 106 peticiones de asilo, siendo en este caso Venezuela la nacionalidad más demandante, seguida de Ucrania y Siria.