¿Migración o desplazamiento forzado?

El Instituto de Derechos Humanos Pedro Arrupe ha editado un trabajo de CEAR-Euskadi en su colección de Cuadernos Deusto de Derechos Humanos:

¿Migración o desplazamiento forzado?
Las causas de los movimientos de población a debate

Portada-ensayoEsta obra aborda la caracterización de los movimientos de población que se están produciendo en el contexto actual de capitalismo neoliberal y crisis ecológica. Se analizan las consecuencias de la violación de los derechos económicos, sociales y culturales y las nuevas realidades vinculadas al despojo de los recursos. Se examinan los conceptos presentes en los instrumentos de protección del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y se ofrecen conclusiones para la construcción de una categoría a medio camino entre la migración económica y el asilo: el desplazamiento forzado.

Este estudio ha sido elaborado por Raquel Celis Sánchez, coordinadora del equipo de Incidencia y Participación Social de CEAR-Euskadi y el sociólogo Xabier Aierdi Urraza, fundador de Ikuspegi, con la colaboración de muchas otras personas de Colombia y del estado español que han compartido sus experiencias y conocimientos sobre la defensa del territorio y de los derechos humanos de las personas migrantes, refugiadas y desplazadas.

Esta investigación ha sido financiada por la Agencia Vasca de Cooperación para el Desarrollo.

PDF (CEAR)

Programa ‘Vivir sin miedo’

 

Las Jornadas “Vivir sin miedo” tienen como objetivo profundizar en la persecución por motivos de género a través de testimonios de personas refugiadas y de la experiencia de organizaciones a nivel local. A través de la metodología de los “tres saberes”,  abordaremos:

  1. * Saber – Saber,  acercándonos a la conceptualización de la persecución por motivos de género y el derecho a asilo
  2.  * Saber – Sentir, a través de experiencias compartidas por personas refugiadas que han sufrido trata, mutilación genital femenina, feminicidio o persecución por su identidad de género o su preferencia sexual
  3. * Saber – Hacer, a través de los aprendizajes de organizaciones que están trabajando en la defensa de los derechos de las mujeres y de la población LGTTBI

LUNES, 16 DE MARZO

9:00   Inscripciones

9:30   Bienvenida y presentación de la Jornada

               –  Mesa de representación institucional

              –   Presentación de los objetivos y estructura de las Jornadas a cargo del equipo de                            Incidencia y Participación Social de CEAR-Euskadi

 10:00  Acercándonos a los conceptos. “La protección del asilo frente a la persecución por motivos de género”.  Equipo de Incidencia y Participación Social de CEAR-Euskadi

11:00  Pausa

11:15  Compartiendo testimonios.  A través de diversos testimonios y experiencias vivenciales sobre diferentes tipologías de persecución por motivos de género,  analizaremos desde el sentir los impactos de la misma, las estrategias de afrontamiento de las personas que la sufren y sus demandas de reparación. Los talleres son simultáneos:

  1. 1. Feminicidio, con Mercedes Hernández, Asociación de Mujeres de Guatemala
  2. 2. Trata con fines de explotación sexual, con Carmen Miguel, Women´s Link Worldwide
  3. 3. Mutilación genital femenina y matrimonios forzados, con Fátima Djarra, Médicos del Mundo Navarra
  4. 4. Persecución a población LGTTBI, Gilbert Pérez y equipo Nahia

13:30 Cierre del primer día

 

MARTES, 17 DE MARZO

9:30    Bienvenida y presentación de los objetivos de la sesión

10:00  Compartiendo los saberes y sentires. Puesta en común de los talleres simultáneos. Equipo de Incidencia y Participación Social de CEAR Euskadi

11:00  Pausa-café

11:15 Aprendiendo a hacer. Mesa  redonda de experiencias de protección de derechos de las mujeres y población LGTTBI.

  1. 1. Mugarik Gabe:  Tribunal Internacional de Derechos de las Mujeres Viena + 20
  2. 2. Equipo Nahia: herramienta “Lurreratuz: aterrizando los deseos olvidados”
  3. 3. Save a girl, save a generation: prevención de la mutilación genital femenina

13:30  Cierre de la Jornada

 Programa Jornadas Vivir sin miedo

 

TALLER DE TEATRO DE LAS OPRIMIDAS

TEATRO_SIN_MIEDO_cear_hi_Page_2A través de esta actividad abordaremos las violencias que obligan a miles de mujeres a iniciar tránsitos migratorios.  Lo que propone este taller es partir de nuestras historias reales y concretas, vividas por quienes, perseguidas por motivos de género, habéis emprendido un viaje migratorio solicitando asilo o quienes conocemos esta realidad de cerca, ya sea por motivos familiares, de militancia, de trabajo, por amistad o porque nos sentimos oprimidas por la violencia que ejerce el patriarcado y el neo-capitalismo hacia las mujeres y su diversidad, todo lo cual motive nuestro deseo de cuestionarlo y trabajar en ello.

El teatro nos permite tomar la palabra y pasar a la ¡¡¡acción!!!; poner a nuestro servicio los medios comunicativos de que disponemos para cuestionar la realidad y transformarla JuGandO con las posibles estrategias de cambio concretas que se pueden llevar a cabo.

Este es un taller intensivo de 20 horas, que se celebrará los días 6, 7 y 8 de noviembre en Bilbao

  • 6 de noviembre, viernes: 16:00-20:00 en el Centro Cívico de Otxarkoaga
  • 7 de noviembre, sábado: 10:00-14:00 y 16:00-20:00 en el Centro Cívico de Otxarkoaga
  • 8 de noviembre, domingo: 10:00-14:00 y 16:00-20:00 en la Kultur Etxea de Bilbao la Vieja.

Si queréis inscribiros en la actividad, podéis enviar un mail con vuestros datos (nombre, apellidos, organización en la que participáis y teléfono de contacto) a ceareuskadi@cear.es.

Más información

UN DECÁLOGO PARA LA SOLIDARIDAD CON LAS PERSONAS REFUGIADAS

PDF (CEAR)1.- El derecho de asilo es un derecho humano regulado en la normativa internacional. España y los países de la Unión Europea han firmado las convenciones y tratados que les obligan a acoger y brindar protección a las personas necesitadas de protección internacional. La atención y la acogida de las mismas es una obligación de los Estados en cumplimiento de los compromisos internacionales en materia de asilo, no un acto de voluntad altruista. Las iniciativas solidarias y la voluntad de actuar desde el impulso de la ciudadanía ante esta situación no debe ser una excusa de los Estados para incumplir sus compromisos y obligaciones ni de detraer los recursos que deben aportar.

2.- Que la lógica humanitaria del sufrimiento y la emoción no sustituya a la lógica de la justicia y los derechos. Las personas refugiadas huyen de la violencia y la persecución y tienen derecho a recibir una adecuada protección y una acogida digna. La protección de las personas refugiadas es un derecho y una obligación contemplada en los tratados internacionales y europeos de derechos humanos, no una dádiva voluntaria o altruista, sino una forma de que todas y todos tengamos derechos. El derecho de asilo es un derecho humano universal que todos tenemos y que es inseparable de otros derechos como el derecho a una vivienda digna, a un trabajo, a una educación, a la salud, a la integridad física y psíquica.

3-Es momento de que cuestionemos el enfoque de las políticas de migración y asilo, así como la fortificación de una Europa que parece haber olvidado la base de la solidaridad y del respeto a los derechos humanos sobre el que fue construida . Es momento de que actuemos exigiendo a los responsables políticos que cumplan con sus obligaciones de acogida y protección de las personas refugiadas así como la creación de espacios de diálogo entre las administraciones públicas competentes y las organizaciones sociales especializadas para buscar soluciones conjuntas a esta situación.

4.- Partamos de lo existente y no construyamos desde cero. Ante una situación de emergencia como la actual, es imprescindible que el trabajo con las personas refugiadas se sustente sobre el principio de acción sin daño, desde un trabajo coordinado, basado en la experiencia, lecciones aprendidas y conocimiento técnico de la red de acogida que funciona en España desde hace más de 30 años y sin que la urgencia del momento se caracterice por intervenciones que contrariamente a lo que se espera, ahonden en la situación de vulnerabilidad de las personas. Es importante reforzar la red de acogida existente y posibilitar que la sociedad civil se implique uniendo esfuerzos y evitando que se generen acciones paralelas.

5.-Debemos huir del asistencialismo y articular respuestas conjuntas desde las administraciones, las organizaciones sociales y la ciudadanía comprometida. La respuesta estará orientada a favorecer una atención integral y fomentar la autonomía de las personas refugiadas y se buscarán modelos de acción social inclusivos que permitan coordinar la respuesta.
El objetivo de la acogida no es solo dotar de solución habitacional a las personas, sino atender de forma integral y especializada: existen necesidades de atención psicológica derivadas de la persecución, la violencia y dificultades vividas en el lugar de origen y/o en el trayecto de huida. Concurren necesidades de asistencia jurídica para el acceso al procedimiento de solicitud de asilo y el seguimiento del proceso hasta el reconocimiento del derecho. La elaboración de itinerarios integrales de inserción para poner a disposición las herramientas necesarias para el aprendizaje del idioma, formación, acompañamiento en el acceso a formas de consecución de medios de vida, etc. Es necesario que las personas acogidas dispongan de una red de atención social especializada y con conocimiento en esta materia que generen un proceso de trabajo conjunto orientado a la consecución de soluciones duraderas a la situación de desplazamiento forzado.

6.- Este proceso debe ir acompañado por un trabajo de monitoreo y seguimiento del cumplimiento de las obligaciones que tiene España y la Unión Europea con las personas refugiadas, de modo que permita avanzar en la defensa del Derecho de Asilo denunciando los incumplimientos de la normativa internacional, europea y nacional.

7- No podemos olvidar la necesidad de entender y tomar conciencia sobre que es el desplazamiento forzado en el mundo, su origen y causas, dimensión y herramientas para abordar la atención a personas que se encuentran en búsqueda de protección internacional, sin ahondar en la victimización ni el dolor generado por la huida y la persecución. Un sistema de acogida integral debe incorporar un eje de trabajo en materia de sensibilización sobre la cuestión dirigido, no solo a la ciudadanía en general, sino al resto de agentes clave que trabajan con las personas refugiadas: funcionarios y trabajadores públicos de servicios sociales, sanitarios, educativos, judiciales, laborales, etc.

8.- Es necesario articular vías para la participación de la ciudadanía de modo organizado y coordinado asegurando una metodología de trabajo que asegure la dignidad, el bienestar y la autonomía de las personas refugiadas. Han de incorporarse mecanismos de participación, retroalimentación y acompañamiento que eviten, al mismo tiempo, que se genere desánimo o decepción de los ciudadanos y ciudadanas por no poder encauzar su deseo de dar una respuesta solidaria a la situación de estas personas.

9.- Las muestras de solidaridad deben orientarse hacia el acompañamiento a las personas refugiadas y la cooperación en sus procesos de incorporación a la vida social cotidiana, una solidaridad de proximidad: acompañar a los recursos para que se conozcan y se sepa cómo actuar en ellos, redes de encuentro interpersonal, espacios de ocio y convivencia, acogida entre pares en la escuela, etc. siempre partiendo de la premisa de que la solidaridad no es un acto de caridad, sino de transformación social. La cobertura puntual de necesidades materiales básicas (vivienda, comida…) ha de ir acompañada por procesos que impulsen la autonomía de las personas refugiadas haciéndolas participes y protagonistas de su propio proceso.

10.- Existen asociaciones y redes de personas refugiadas y migrantes que han servido para fortalecer y empoderar a las personas en búsqueda de protección internacional. La cooperación con estas asociaciones, las redes de apoyo mutuo, el fomento del asociacionismo y el empoderamiento de las personas acogidas debe ser una de las líneas de trabajo para superar también los modelos de carácter más asistencialista y trabajar desde un enfoque de restitución de derechos.

Norabide (año 2014)

Espacio entre personas inmigrantes para reflexionar en torno a lo que la experiencia migratoria supone en la vida personal y social. Validamos lo que sentimos como eje central de la manera como asumimos la vida y como nos relacionamos en ‘nuestras nuevas casas’, en las sociedades de acogida.

montaje