Con motivo de las próximas elecciones forales y municipales del 26 de mayo, CEAR-Euskadi ha mantenido reuniones con los principales partidos políticos con representación en la Comunidad Autónoma Vasca, con el fin de que incluyeran en sus programas y propuestas políticas de ámbito municipal y foral varias medidas que contribuirían a mejorar la situación de las personas refugiadas que viven en Euskadi.

Propuestas

Estas son las medidas a adoptar que se han propuesto:

  1. Garantizar el desarrollo completo de
    la Cartera de Prestaciones y Servicios del Sistema Vasco de Servicios
    Sociales
  • Salvo excepciones, existe una carencia de
    espacios a nivel municipal y foral, tanto de atención específica, tanto diurna
    como nocturna para las personas en riesgo de exclusión social.
  • Asegurar el acceso de todas las personas a los
    servicios de urgencia atendiendo a la normativa relativa a los mismos.
  1. Garantizar el acceso a la cartera de
    Prestaciones y Servicios a las personas solicitantes de asilo y refugiadas
  • Garantizar el empadronamiento a aquellas
    personas que no pueden acceder a la vía normalizada, como garantía de acceso al
    desarrollo de sus derechos y obligaciones.
  1. Garantizar el acceso a la vivienda de
    las personas solicitantes de asilo y refugiadas
  • Ampliar los parques de vivienda pública
    municipales y forales que pueda dar respuesta a situaciones de emergencia de
    personas solas y familias que no tienen acceso a otros recursos.
  • Impulsar la regulación de las condiciones de las
    viviendas en alquiler para que reúnan las condiciones aptas de habitabilidad.
  • Regular el uso turístico de las viviendas
    particulares con el fin de promover el acceso de las personas en situación de
    vulnerabilidad, entre ellas aquellas que son solicitantes de asilo y
    refugiadas, a las viviendas en alquiler como residencia habitual y evitar un
    excesivo incremento de los precios de alquiler.
  1. Fomentar una red de acogida provincial
    y municipal para personas solicitantes de asilo y refugiadas
  • Comprometerse en el fortalecimiento de la red de
    acogida de personas migrantes y refugiadas existente en el municipio o
    territorio, incorporando la especificidad de la situación de las personas en
    búsqueda de protección internacional a la puesta en práctica de mecanismos de
    atención y acogida integral profesional, así como impulsando el desarrollo
    comunitario que favorezcan los espacios de acogida.
  1. Desarrollar el Plan Integral de
    Infancia y Adolescencia, atendiendo las especificidades de los Menores y
    Jóvenes Extranjeros No Acompañados
  • Ampliar los recursos residenciales.
  • Coordinación de casos, prevención de la
    desigualdad social y adopción de medidas preventivas.
  • Ampliación del tiempo de percepción y cuantía de
    la Ayuda Especial para la inclusión Social.
  • Tramitar la documentación completa desde los
    centros de menores.
  • Generar programas educativos específicos para
    mayores de 17 años. Garantizar el acceso a la formación reglada y mejorar el
    acceso a la Formación Profesional Básica.
  • Promover espacios de convivencia seguros y libres
    de discriminación entre vecinos y vecinas en todos los municipios y territorios
    vascos
  • Promover programas municipales y forales que
    minimicen los discursos racistas y xenófobos y que fomenten la convivencia
    intercultural.  
  1. Vigilar que los discursos políticos no
    instrumentalicen la inmigración ni fomenten la fractura social a través
    del odio
  • Que los partidos políticos sean transparentes en
    cuanto al funcionamiento de sus órganos de ética y disciplina que vigilen los
    contenidos de los discursos.
  • Que se habilite un órgano independiente de Arbitraje
    y Deontología que haga de vigía de los discursos políticos en periodos
    electorales.

CEAR-Euskadi considera que el contexto de elecciones
municipales y forales es clave para incorporar las medidas citadas en los
programas y proyectos políticos de los diferentes partidos, con el fin de
contribuir en la garantía de los derechos de las personas refugiadas que viven
en nuestros barrios pueblos y ciudades.