Los días 1, 2 y 3 de diciembre CEAR-Euskadi, en colaboración con la Universidad del País Vasco, organiza el congreso virtual “Huir Para Vivir”, en el que se abordarán los desplazamientos forzados de población derivados de las violencias ejercidas por el Crimen Organizado en El Salvador y Honduras. También se analizarán los tránsitos por México, atravesados igualmente por estas violencias. 200 personas participarán en el congreso (inscripciones agotadas).“Las violencias del crimen organizado son ejemplarizantes, hacen uso del terror para mantener el control de la población. Hablamos de maras, pero también de cárteles de narcotráfico o de agentes estatales, paraestatales y el sicariato de empresas”, explica Itziar Caballero, coordinadora del proyecto en el que se enmarca el congreso. Añade que “son estructuras de poder altamente machistas y, por lo tanto, la violencia que ejercen es especialmente cruenta contra personas o colectivos que consideran que son más vulnerables, como las mujeres o las personas LGTBIQ+.”.

Las formas más comunes y extendidas de persecución hacia estos colectivos son: Los reclutamientos forzosos, la extorsión, la esclavitud laboral y sexual, las torturas, la trata y el tráfico de personas o la violencia sexual, entre otras.

Como consecuencia de esta realidad, entre 2017 y 2018, El Salvador se convirtió en el sexto país de origen de nuevos solicitantes de asilo en el mundo, y Honduras el octavo. En el Estado español, las solicitudes de asilo de personas procedentes de estos dos países se multiplican cada año: pasaron de 115 en 2014, a 4.685 en 2018. En 2019, se realizaron 11.676 solicitudes de protección internacional de personas procedentes de ambos países: 6.792 de Honduras y 4.784 de El Salvador. Honduras pasó a ser el tercer país de origen de quienes buscaron protección en el Estado español durante ese año. El Salvador ocupó la quinta posición. Este significativo aumento de las solicitudes se debe, en gran medida, a la agudización de las violencias ejercidas por el crimen organizado.

Sin embargo, pese a estos datos, se les deniega el asilo de forma casi sistemática. El 88,5% de las personas salvadoreñas y el 79,5% de las hondureñas cuyo expediente de asilo fue resuelto en 2019, no recibieron ningún tipo de protección.

CEAR-Euskadi hace un llamamiento al Gobierno español para que reconozca la persecución sistemática de la que huyen y se les reconozca el derecho de asilo.

En el Congreso se abordarán éstas y otras cuestiones con colectivos como: La Caravana de Madres Centroamericanas, COMCAVIS Trans El Salvador, COFADEH, IM-Defensoras, Radio Progreso o el periódico digital El Faro, entre otras. Conoceremos sus estrategias de lucha, resistencia y de defensa de los Derechos Humanos, para hacer frente a ese contexto tan violento.

Ver programa