La Bilbao Refugio”, carrera popular organizada por CEAR-Euskadi,  ha reunido esta mañana en las calles de Bilbao a más de 400 personas, que han querido mostrar su apoyo a las personas refugiadas bajo el lema “Corremos por el refugio”. La cita, que se ha desarrollado en un ambiente festivo, ha contado con la participación de diversas personalidades institucionales y con la colaboración del mundo de la cultura y el deporte.

Momentos antes del comienzo de la carrera, el Presidente de CEAR-Euskadi Javier Galparsoro, ha querido agradecer a todas las personas participantes su compromiso con esta iniciativa, “porque demuestra que nuestra sociedad no está insensibilizada, que hay personas que son capaces de comprender lo que supone correr de verdad, correr para escapar de la esclavitud, de la miseria, de la muerte, en definitiva”.

Galparsoro también ha tenido palabras de reconocimiento para las entidades colaboradoras en este iniciativa, que este año ha cumplido su segunda edición: Gobierno Vasco, el Ayuntamiento de Bilbao, el Ilustre Colegio de la Abogacía de Bizkaia y Eroski.

Ambiente festivo

Más allá de la competición deportiva, durante toda la jornada ha predominado un ambiente festivo, gracias a la animación de la batucada “Batukale” y a las actividades preparadas en la explanada del Guggenheim en torno a la txosna de CEAR-Euskadi. De hecho, las actividades no han finalizado con la llegada a meta de los participantes, ya que tras la realización de una gran foto de familia ha comenzado la actuación musical del grupo portugalujo Diversion Rock. Los responsables de la carrera han querido destacar también que la banda de rock ha donado su caché a CEAR-Euskadi.

Asimismo, “La Bilbao Refugio” ha contado con la colaboración previa de personalidades de la vida social y cultural como los artistas Ramón Barea y Jon Plazaola, y la presentadora Ana Urrutia, que enviaron vídeos para animar a la participación en la prueba.

La carrera está enmarcada en las actividades organizadas por CEAR-Euskadi para conmemorar el Día Internacional de las Personas Refugiadas, que se recuerda cada 20 de junio. En este sentido, la organización recordó que en 2017 se registraron en la CAV 970 personas solicitantes de asilo, una cantidad que dobla a la registrada en 2016, y que, por lo tanto, es necesario ampliar el actual sistema de acogida.