El servicio de atención psicológica tiene como objetivo ayudar a la persona a rehacerse tras el daño sufrido e integrar lo vivido para poder darle un nuevo sentido a su vida, ya que, el anterior se ha roto completamente.  

Para ello, se trabaja la atención psicológica desde los siguientes enfoques: psicosocial, resiliente, integral de salud e individual grupal.  

Además de la terapia individual, Se suelen realizar talleres participativos de salud integral, higiene del sueño, o gimnasia emocional en los que, de forma tangencial, también se fomenta la cohesión de grupo, la confianza y la seguridad, así como las relaciones entre las personas.  

Además, desde el servicio se trabaja en estrecha colaboración con la Red Psicosolidaria de Bizkaia, cuya andadura comenzó en el año 2017 en el territorio histórico, mediante la cual, profesionales de la psicología, de forma voluntaria y solidaria, prestan atención psicológica a personas del colectivo en los momentos en los que se genera lista de espera en el servicio.