Con motivo del primer semestre de funcionamiento de “Larraña Etxea” en Oñati, centro financiado por Gobierno Vasco y gestionado por CEAR-Euskadi, responsables de ambas entidades han hecho balance de los primeros seis meses de funcionamiento del centro de primera acogida para personas solicitantes de asilo, que están a la espera de poder entrar en los recursos del sistema de acogida estatal.Desde su apertura en octubre de 2018, han pasado por el centro 104 personas, procedentes de 22 nacionalidades diferentes. El perfil principal de las personas atendidas hasta ahora corresponde al de hombre joven (entre 20 y 30 años) procedente de África Subsahariana (Guinea Conacry, Camerún, Costa de Marfil…). Aunque también residen en el centro 3 familias con menores a cargo y una pareja. Actualmente, residen en el centro 83 personas.

Arantza Chacón, Directora de Larraña Etxea, ha destacado que “conviven así, personas de diferentes procedencias y culturas, con diferente situación familiar y diferentes edades, siendo un elemento enriquecedor de aprendizaje y con apoyo mutuo, enseñando por ejemplo el funcionamiento del centro a las nuevas personas que se incorporan, ofreciéndoles la información de los recursos disponibles o acogiéndoles en el equipo de fútbol que se ha creado”.

Ofrece a las personas atendidas la cobertura de sus necesidades básicas durante su estancia: acogida (espacio residencial para comer, dormir y tener un espacio propio), atención sanitaria (en coordinación con Osakidetza), atención jurídica, aprendizaje del idioma (a través de personas voluntarias de Oñati y clases en la EPA) empadronamiento y tiempo libre y formación (fútbol, baloncesto, informática, costura y participación en ferias y actividades del pueblo). Además, los servicios de catering del centro, así como los de limpieza y lavandería están gestionados por empresas de inserción social.

Patricia Bárcena, Directora de CEAR-Euskadi, ha puesto en valor el apoyo recibido por las vecinas y los vecinos de Oñati y las organizaciones locales resaltando que “Larraña Etxea es un modelo de acogida temporal muy positivo. Se ha demostrado cómo se pueden coordinar las propias dinámicas del trabajo del centro con la implicación del pueblo, del voluntariado, de las plataformas ciudadanas y del ayuntamiento, entre otros actores. De esta manera el proceso de integración de las personas que están de manera temporal acogidas, se acelera y se sienten parte de la comunidad”.

En la visita guiada por las instalaciones con la prensa han participado el Secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación del Gobierno Vasco​, Jonan Fernández; La Directora de Víctimas y Derechos Humanos del Gobierno Vasco, Mónika Hernando; la Directora de CEAR-Euskadi, Patricia Bárcena; y la Directora de Larraña Etxea, Arantza Chacón.