Comunicados de prensa

Misión con periodistas a terreno para conocer los impactos de la hidroeléctrica Hidroituango (Antioquia, Colombia)

La misión, liderada por Zehar-Errefuxiatuekin en coordinación con organizaciones sociales y líderes y lideresas locales, evidencia la relación entre el recrudecimiento de la violencia, la instalación de proyectos extractivos y el desplazamiento forzado.

La hidroeléctrica Hidroituango, implementada por Empresas Públicas de Medellín (EPM), ha impactado en la posibilidad de permanencia en el territorio de muchas de las comunidades afectadas por el proyecto, generando empobecimiento y desplazamiento forzado. Raquel Celis, del equipo de Incidencia de Zehar-Errefuxiatuekin, ha constatado in situ que “los barequeros y barequeras que extraían oro en las riberas del río Cauca han sido las más afectados, y denuncian la pérdida de una cultura ancestral y la imposibilidad de encontrar nuevos modos de vida tras la desaparición de la minería artesanal. Líderes y lideresas en resistencia están siendo hostigadas por los diferentes grupos armados que operan en la zona de influencia de la presa. Las mujeres enfrentan de manera acuciante la pérdida de soberanía alimentaria, la precarización del acceso a la salud y de las violencias machistas, en un entorno fuertemente masculinizado por el aumento de trabajadores al servicio de la empresa y de actores armados legales e ilegales”.

La zona de influencia de la hidroeléctrica tiene un alto interés estratégico para la entrada de multinacionales mineras: el 90% de las tierras habitables han sido concesionadas. Todas las organizaciones entrevistadas coinciden en señalar la violencia y la ruptura del tejido social como una estrategia para despojar, controlar a la población y beneficiar la entrada de proyectos extractivos, generando mayor pobreza y desplazamiento forzado.

La misión ha sido organizada en coordinación con Paz Con Dignidad-OMAL, la Corporación Jurídica Libertad, la Red de Organizaciones Campesinas y Sociales del Norte y Bajo Cauca Antioqueño, el Nodo Antioquia de la Coordinación Colombia, Europa, Estados Unidos y el Movimiento Ríos Vivos.

Se ha realizado un recorrido desde Medellín a los municipios de Toledo, Ituango, Valdivia y el corregimiento de Puerto Valdivia en el que han participado las periodistas Hibai Arbide y Adriana Cardoso, de Zungu Coop.; Arantxi Padilla y Marcos Alonso, de EiTB; María Ángeles Fernández, de Pikara Magazine y www.desplazados.org; el foto periodista free Jairo Marcos, cofundador del mismo medio; Maite Asensio, de Berria; Gabriela Sánchez, de www.eldiario.es ,y Silvia Corredor, de El Espectador. Durante siete días la misión se ha entrevistado con más de veinte líderes y lideresas sociales de dichas zonas y organizaciones, que han trasladado la situación de sus comunidades.

EPM, que ha recibido a Zehar-Errefuxiatuekin y a la prensa, emplea el concepto de ‘resaneamiento involuntario’ para quienes han perdido todos sus bienes, incluida la vivienda. Un total de 279 familias que asegura ya han sido reparadas. También ha censado a otras 1.299 familias como ‘afectadas’ que, según la empresa, no han tenido que reasentarse. Celis lamenta que “no reconozca el desplazamiento forzado de comunidades provocado por la pérdida de los modos de vida y la degradación del territorio. Son personas deshabitadas”.

Las comidas interculturales Bizilagunak vuelven a Araba el 20 de noviembre

Bizilagunak es una apuesta de la Diputación Foral de Álava y Zehar- Errefuxiatuekin que se enmarca en la “Estrategia Antirrumor y por la Convivencia Intercultural” del territorio

El año pasado alrededor de 600 personas de unas 32 nacionalidades se dieron cita en ocho municipios alaveses distintos

Vitoria-Gasteiz, 21 de octubre de 2022. Bajo el lema “Elkar ezagutzearen onena. Lo bueno de conocernos”, el domingo 20 de noviembre numerosas casas y txokos alaveses se sumarán a Bizilagunak. Una iniciativa que busca reunir alrededor de una mesa a dos familias, es decir, personas, vecinos y vecinas de diferentes orígenes culturales, para cuestionar así rumores racistas y xenófobos en favor de una convivencia intercultural. Desde Bizilagunak se entiende y trabaja la palabra familia desde una concepción más amplía, esto es, como un grupo de personas que se quieren.

Esta es la sexta edición de la iniciativa en Araba, solo con un año de excepción (2020) debido a la pandemia. Bizilagunak es una apuesta de la Diputación Foral de Álava y Zehar-Errefuxiatuekin que se enmarca en la “Estrategia Antirrumor y por la Convivencia Intercultural” del territorio, dirigida a combatir los rumores, prejuicios y estereotipos ligados a la población migrada y racializada que a menudo dificultan la convivencia.

Para la directora de Igualdad y Derechos Humanos, Ainhoa Campo, “es un reto de todas y de todos aprovechar la riqueza que nos ofrece estos encuentros para que la sociedad alavesa multicultural, diversa y en continuo cambio, dé el gran paso hacia la consecución de una convivencia intercultural real como modelo de integración”.

En la presentación que ha tenido lugar esta mañana Ainhoa Campo ha destacado que “la iniciativa Bizilagunak forma parte de la expansión en el territorio de la “Estrategia Antirrumor” como línea de acción prioritaria y necesaria de la Diputación Foral de Álava para la consecución de la convivencia y cohesión social en el territorio. Tenemos que seguir creando puentes y dejar de lado los prejuicios. Estos encuentros son una manera de acercarnos a personas de culturas diversas”.

June Astobiza, del equipo de Incidencia de Zehar-Errefuxiatuekin, destaca de Bizilagunak “La capacidad transformadora que tiene el gesto de abrir las puertas de nuestras casas, compartir mantel, conversación y comida. Todo ello en una jornada familiar, como es un domingo y en la intimidad de nuestros hogares. Nuestro propósito es facilitar espacios de encuentro con personas diversas. Personas que muestran interés y curiosidad por conocer a sus vecinas, pero que precisan de un impulso para dar el paso. A raíz del primer contacto en Bizilagunak, y con el paso del tiempo, nos consta que se han creado lazos de amistad sólidos. Esa es la verdadera esencia de esta iniciativa, nos acercan muchas más cosas que las que nos alejan”.

El año pasado alrededor de 600 personas de unas 32 nacionalidades se dieron cita en ocho municipios alaveses distintos. Este año se ha querido involucrar a todas las cuadrillas alavesas a participar en Bizilagunak, y el objetivo es poder contar con vecinas y vecinos de Gorbeialdea, Aiaraldea, Lautada, Mendialdea, Añana y Rioja Alavesa.

Para apuntarse es necesario rellenar el siguiente FORMULARIO antes del 6 de noviembre.


Accede a todos los comunicados de prensa

Videos

El IncenDiario

Los discursos del odio son la gasolina que prende el fuego del racismo, la xenofobia y la discriminación e incendian la convivencia en nuestros pueblos y ciudades. Desde ZEHAR errefuxiatuekin llevamos años reflexionando y desarrollando herramientas con las que la ciudadanía pueda hacer frente a estos discursos que queman. Te lo contamos en el IncenDiario.


Accede a todos los videos

Historias de Vida

Fátima cruzó a Ceuta en mayo de 2021 huyendo de su pareja: “Da mucha tranquilidad saber que aquí mi vida no corre peligro”

Fátima cruzó la frontera sur en mayo de 2021, cuando el gobierno decidió, como medida política en respuesta al deterioro de sus relaciones diplomáticas con el gobierno Estado español, abrir sus fronteras. Miles de personas cruzaron a Ceuta y Melilla durante las horas en las que los puestos fronterizos permanecieron abiertos. Fátima entró por la playa del Tarajal en Ceuta, escapando de una situación de violencia con su pareja. “Temía por mi vida y sobre todo sentía que no tenía otra alternativa que marcharme porque allí nadie nos protege de situaciones así”. 

Leer más

Bryan abandonó Colombia por las amenazas de un grupo armado: “Cuando uno llega vive un duelo por todo lo que ha dejado atrás”

Bryan tiene ahora 28 años y hace más de dos que llegó a Euskadi desde Colombia. Nació y creció en el Valle del Cauca. “Mi infancia y mi vida siempre habían sido muy normales”, asegura, pero llegó un momento en el que las cosas cambiaron. Bryan comenzó a recibir amenazas de un grupo armado debido a sus reticencias a unirse a ellos y fue ese el motivo que le llevó a marcharse de Colombia. “Sabía que allí no iba a poder ser yo. Cuando ponen el objetivo sobre ti, por más que te escondas, sabes que te van a acabar encontrando”, explica.

Leer más


Accede a todas las Historias de vida

Mantente Informada/o

Suscríbete a nuestro boletín para conocer todas las noticias sobre las personas refugiadas y saber cómo puedes ayudar



Síguenos en redes sociales

Conoce personas solidarias como tú en nuestras comunidades en redes sociales y ayúdanos a que nuestro trabajo llegue a más gente.

 

ico-facebook ico-twitter ico-youtube